Home / Matutinas / Da testimonio de tu esperanza

Da testimonio de tu esperanza

Isaias 45: 22

Mantén tu centro de interés en Dios. Él es el héroe del último capítulo de la historia de este mundo, no los elegidos. «¡Mirad a mí y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay otro!»

Todos los análisis de tendencias y las presentaciones de las «señales de los tiempos» deben tener como meta compartida la apasionante misión de llamar la atención de esta generación hacia el Salvador. ¿Cómo?

Da testimonio de tu esperanza. Mi amigo Jon Paulien, que ha pasado su vida reflexionando sobre el libro de Apocalipsis y estudiándolo, ha escrito mucho sobre esa obra. Aunque mantiene una sana provisionalidad incluso con su propia investigación y sus propias conclusiones, reitera una cosa: con independencia de cómo se descifre el desenlace del Apocalipsis, Cristo pone de manifiesto en todo ese libro que el «evangelio eterno» debe ir «a toda nación, tribu, lengua y pueblo» (Apoc. 14: 6) antes de que regrese.

Como ves, el factor de Isacar de discernir los tiempos (lo que aún está por venir) debe llevarnos al factor de Isacar de determinar la respuesta (lo que aún está por hacerse). Y Jesús es inequívoco: «Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin» (Mat. 24: 14). 

Piénsalo: la más segura de todas las «señales de los tiempos» de que Jesús va a volver pronto es la única señal que queda en manos de sus seguidores: hablar de Jesús al mundo. ¿Y cuál podría ser un antídoto más tranquilizador para esta generación de temor que la simple verdad?: Él murió por mí: puedo vivir sin culpa; resucitó por mí: puedo vivir sin temor; y vuelve a buscarme por: puedo vivir con esperanza.

Con una buena nueva así de grande, ¡que los hijos de Isacar salgan hoy y compartan la esperanza!

About JESUS TE AMA

Check Also

El problema por el que pasas ya era conocido por Dios, Él ya conoce su solución y el tiempo en el cual entregártela. No desmayes, Confía.

Génesis 12:2 Y te bendeciré, y serás bendición. Lo que Dios quiere hacer contigo indudablemente …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *